Seguros de viaje

¡Ahorra hasta el 50%!

Argentinos sufren demoras para ingresar a España

En los últimos tiempos lamentablemente se han multiplicado los casos de argentinos que tuvieron inconvenientes al intentar ingresar a España.

 

Es habitual escuchar comentarios y experencias de pasajeros que fueron demorados o los que se les exigió una cantidad inusitada de papeles al llegar al aeropuerto de Barajas, situación que generó más de una discusión con las autoridades migratorias españolas.

Estos episodios, cuanto menos desagradables, obedecen tanto al desconocimiento de los viajeros, quienes acostumbrados durante años a ingresar apenas con el pasaporte al día, desconocen una serie de requisitos mínimos para poder ingresar a este país, como a la tradicional flexibilidad de las autoridades migratorias españolas a la hora de solicitar la documentación, como a la escasa difusión de las normas vigentes.

Testimonios

En una consulta realizada por lanacion.com esta semana, varios fueron los testimonios que dieron cuenta de estas experiencias. Por ejemplo, Marcela_rb dijo: "Viajé a España en abril último, para visitar a mis hermanos que viven en Islas Canarias. Tengo 50 años, un pasaporte lleno de sellos de muchos países, tarjetas de crédito, un marido con pasaporte español que me esperaba del otro lado de la valla. Tenía reservas de vuelos a la República Checa para ese mismo día, reservas de alojamiento y viajaba en clase ejecutiva. Todo esto no le bastó al oficial de Migraciones para asegurarse de que no pensaba quedarme a vivir y trabajar en España, por lo cual además me solicitó un seguro por 30.000 euros y la carta de invitación de mis hermanos. Como no tenía esa carta (no la llevé porque ya lo había hecho dos años antes y no me la habían pedido), luego de solicitarme nombres de mis hermanos consultó en su computadora y me selló el pasaporte deseándome buenas vacaciones".

"Estuve en España hace un mes. Cuando entré me retuvieron unos dos o tres minutos en migraciones porque en mi viaje anterior a Europa no me habían sellado el pasaporte a la salida. Me preguntaron cuánto dinero llevaba y si tenía tarjetas de crédito. Quedaron satisfechos con la respuesta y me dejaron entrar", dijo Germanpenn.

Estos casos son ilustrativos de una realidad que sorprende a muchos y ante la que conviene estar prevenido. Es que las autoridades migratorias españolas parecen haberse puesto un poco más firmes a la hora de permitir el ingreso de ciudadanos extracomunitarios.

LA NACION se comunicó con el Consulado General de España en Buenos Aires para interiorizarse sobre los requisitos necesarios para ingresar en ese país y para aclarar algunos puntos que suelen generar dudas entre los viajeros. "Toda la información que necesiten saber quienes vayan a viajar a España la pueden encontrar en la Web del Consulado", fue la respuesta de uno de los funcionarios.

En la página oficial del Consulado ( www.cgeonline.com.ar/visados/docrequerida/docRequeridaVisados.php ) se informa sobre los requisitos que deben cumplir los ciudadanos argentinos que viajen a España por menos de 90 días:

* Tener pasaporte al día y con una validez mínima de seis meses.

* Poseer un ticket de avión de ida y vuelta, o uno con otro destino que indique que se va a salir de España en los próximos 90 días.

* Acreditación de medios económicos suficientes para solventarse la estada en España. Cuando ésta sea menor a nueve días deberá ser de 561,60 euros por persona; si es superior, se deberán justificar 62,40 euros por día y por persona. Este monto puede ser tanto en efectivo como en cheques de viajero o tarjetas de crédito, y para éstas se recomienda llevar el último resumen de cuenta que envía el banco o la entidad emisora de la tarjeta al domicilio, no el que se obtiene por Internet.

* Contar con un seguro médico internacional (asistencia al viajero) con una cobertura mínima por 30.000 euros (es el mínimo y se exige en cualquier país de la Unión Europea y tiende a cubrir cualquier gasto que implique una posible repatriación por motivos médicos o una urgencia sanitaria).

* Acreditar una reserva para un viaje organizado o una reserva de alojamiento. En caso de haber sido invitado por algún familiar o amigo, una carta de invitación escrita por quien invita y certificada en la comisaría más cercana al domicilio del invitante (el costo de la certificación es de 101 euros).
"Esto último es muy importante, ya que en caso de no presentar ni reserva de alojamiento ni carta de invitación se les negará la entrada tanto en España como en cualquier otro de los países que hayan firmado el acuerdo de fronteras comunes de la Comunidad Europea, conocido como el Acuerdo de Schengen", explicaron en forma extraoficial.

Además, el site indica que excepcionalmente se podrán exigir certificados médicos y que no podrán ingresar quienes tengan prohibida la entrada tanto a España como a cualquier otro país de la UE, o quienes representen algún peligro para la salud, el orden público, la seguridad nacional o las relaciones internacionales.

Para estancias mayores a 90 días o por otros motivos que no sean estrictamente turísticos o profesionales, deportivos, religiosos o científicos se requiere visa que se tramita en el Consulado.

Inmigración ilegal
Estos requisitos no son nuevos. En rigor, existen desde que en 1995 comenzó a regir el Acuerdo de Schengen, que fijó la eliminación de fronteras comunes y estableció las normas que deben cumplir los inmigrantes extracomunitarios que deseen ingresar al Viejo Continente. Y no se exigen exclusivamente en España, sino que pueden ser pedidos en cualquier otro país de la Unión Europea con el cual nuestro país tenga acuerdo de excepción de visados.

Ahora bien, si la norma tiene más de una década, la pregunta que se hacen muchos es ¿por qué tanto celo ahora? Y no sólo eso, si no, ¿por qué algunos países se muestran más flexibles que otros a la hora de solicitar la documentación completa?

Algunas respuestas son evidentes: por un lado, es sabido que España es la principal puerta de entrada para inmigrantes tanto de nuestro país como del resto de América latina, ya sea por la facilidad que brinda el idioma común, por los lazos culturales que nos unen o por la presencia de familiares y amigos allá. De ahí que en muchos otros destinos apenas si hagan alguna que otra pregunta de rigor antes de sellar el pasaporte y permitir el ingreso. Por otra parte, Madrid es también la plataforma que usan muchos de los que piensan radicarse en Europa para luego desplazarse hacia otros lugares dentro del continente. Por eso, según trascendió, ante la gran cantidad de inmigrantes ilegales que se habrían registrado en los últimos tiempos, las autoridades comunitarias decidieron establecer mayores controles. Finalmente, el impacto que está teniendo la crisis financiera internacional en las economías locales está llevando a extremar las medidas de protección laboral.

También por eso es que los controles se hacen selectivamente y que quienes pertenezcan a los grupos de riesgo (aquellos con más posibilidades de quedarse en Europa) sean quienes más documentación se les requiera.

Como sugirió alguien vinculado al Consulado: "A veces es preferible llevar papeles de más que no tenerlos y pasar un mal momento al comenzar un viaje de placer?"

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar