Asistencia al viajero

Cotiza ahora!

 
Una familia en un auto

Si te encuentras planeando tus vacaciones, lo ideal es que no olvides de contratar un seguro de viaje. Estos seguros son necesarios para cuidar nuestra salud y nuestras pertenencias mientras hacemos un viaje de placer. 

 

Se considera “estadías cortas” a aquellos viajes que duran menos de tres meses que es lo que generalmente se estipula para los viajes de turismo.

Así, por una pequeña cantidad de dinero estarás cuidando cada detalle de tu viaje pero principalmente tu salud y la de tu familia, que es lo más importante.

Con un plan de asistencia al viajero estaremos seguros de que al más mínimo inconveniente, llamaremos a nuestra compañía aseguradora y nos brindaran la ayuda que necesitemos, en el momento que lo necesitemos y en el lugar que nos encontremos.

Pongamos un ejemplo: te encuentras de vacaciones comiendo comidas exóticas cuando de repente se te parte una muela.

Necesitas asistencia odontológica de manera urgente y te encuentras en un país que no conoces ni siquiera el idioma.

En ese momento solo tendrás que comunicarte con la central de asistencia de la compañía y allí te guiarán al centro de atención más cercano o te enviarán un médico a domicilio.

Lo mejor de todo es que no tendrás que pagar nada por recibir la atención que necesitas.

Este último punto es muy importante ya que en algunos países la atención médica puede ser realmente costosa como es el caso de Estados Unidos en donde una consulta médica puede llegar a costarte hasta 300 dólares.

Otro punto que hay que tener en cuenta es que algunos destinos exigen la contratación de un seguro médico para viajar hacia ellos. Esto sucede en casi todos los países europeos, por ejemplo, los que conforman el espacio Schengen.

El tratado Schengen exige la contratación de un seguro de viaje con una cobertura mínima de €30.000, no debe tener deducibles y la empresa aseguradora tiene que tener presencia en Europa.

Nosotros nos encargamos de brindarte el mejor producto y al menor precio para que solo debas preocuparte por disfrutar de tu viaje.