Asistencia al viajero

Cotiza ahora!

 

Cuando uno llega a la tercera edad lo que más desea es tranquilidad. Pero, ¿qué pasa si estamos por emprender un viaje? Siempre existen ciertos temores porque la salud ya no es la misma que a los 25.

 

Para sentirse completamente tranquilos y confiados durante esas vacaciones soñadas es que existen los seguros de viaje.

Los seguros de viaje para la tercera edad incluyen las siguientes coberturas:

• Asistencia médica en caso de accidente
• Asistencia médica en caso de enfermedad
• Asistencia médica en caso de preexistencia
• Medicamentos
• Odontología 

No deje que nada arruine ese viaje por el que esperó toda su vida. Con un seguro de viaje estará tranquilo sabiendo que está a solo un llamado de distancia de recibir la asistencia que necesita durante su viaje, en el momento del día que lo desee y en la parte del mundo que se encuentre.

Además, contratar su seguro de viaje nunca fue tan fácil. En Aseguratuviaje.com le damos la posibilidad de comparar productos de más de 20 compañías líderes en asistencia al viajero y comprar en el acto, sin salir de su casa.

Cuando uno llega a cierta edad hay algunas recomendaciones que debería tener en cuenta. Sin embargo, la edad no debe ser un impedimento para disfrutar esas vacaciones soñadas.

Aquí le ofrecemos un “Decálogo para no caer” a modo de recomendación para su próximo viaje:
1. Eliminar alfombras deslizantes o levantadas en sus bordes.
2. Evitar suelos encerados.
3. Usar zapatos bajos, de suela de goma, cómodos, ajustables.
4. Iluminar bien pasillos y escaleras.
5. Liberar el piso de objetos.
6. Instalar agarraderas en retretes, baños y pasamanos de escaleras.
7. Colocar un interruptor de luz en la cabecera de la cama.
8. Procurar que todo se encuentre al alcance de la mano.
9. No incorporarse de la cama bruscamente.
10. No desplazarse en caso de mareo, sensación de debilidad, zumbidos de oídos.

Otros aspectos que hay que tener en cuenta son la temperatura y el grado de accesibilidad del destino que vayamos a visitar.

También es importante conocer las facilidades de los alojamientos y establecimientos que vayas a visitar para verificar que sean aptos para personas mayores.