Asistencia al viajero

Cotiza ahora!

 

Viajar es una de las expresiones más puras del ser humanos. Dicen que en los viajes se ve la verdadera personalidad de cada uno ya que cada persona se ve envuelto en un ambiente relajado y divertido, muchas veces en otro lugar, y supuestamente rodeado de gente a la que quiere y con la que disfruta estar.

Viajar es un placer, y muchas personas mayores siguen disfrutando de ello, aunque sus años de vida sean muchos; para ellos la edad no es un impedimento sino una oportunidad de conocer nuevos lugares, hacer nuevas actividades y disfrutar de todo su tiempo libre y de ocio para crear experiencias.

Poder viajar y disfrutar es algo que muchos valoran, aun estando en la tercera edad y es por ello que existen opciones de viaje también para ellos.

Más allá de la condición de salud de cada jubilado, su movilidad y demás detalles referidos a su calidad de vida, hay otras cuestiones que se deben considerar a la hora de viajar y ello está dado a partir de que un viaje tiene generalmente un costo elevado al que no siempre los jubilados pueden acceder por sus propios medios.

Es por este motivo que para las personas mayores existe un programa que se adapta a ellos y está adecuado a su forma de vida, edad y sobre todo posición económica: los planes de turismo social para jubilados.

Un plan o programa de turismos social para jubilado generalmente es ofrecido por el gobierno de turno o centros comunitarios que puedas absorber los costos.

Estos les acercan a las personas mayores distintas opciones de viaje a precios accesibles y adecuados a ellos.

Por ser mayores muchas veces los requerimientos están dados por no estar mucho tiempo lejos de sui hogar ni de sus afectos, o porque mucho no quieran ni puedan soportar a veces tanto tiempo de viaje e incluso prefieran lugares cercanos a donde puedan ir y ver una paisaje distinto, vivir una rutina diferente, aunque sea a no más de 400 kilómetros de su casa.

Hay varios tipos y distintos planes de turismo social para jubilados. Uno de ellos por ejemplo es aquel a Chapadmalal, en donde únicamente los jubilados deben abonar el transporte y se entiende que el resto de los detalles (como la estadía por ejemplo) está cubierta.

Esto se ofrece ya que muchas veces el gobierno cuenta con unidades activas en dicha cuidad que están disponibles y listas para habitar por algunos días por los viajeros y las suman a planes para beneficiar a los jubilados por ejemplo.

Así también existen distintos programas activos como el Programa Federal de Turismo Social que ofrece distintos tipos de destinos y planes de turismo social para jubilados y personas mayores de más de 65 años que no pueden acceder por sus propios medios.

A través de estos uno también tiene la posibilidad de involucrase con otras personas de la misma edad y en su misma situación, conocer gente nueva, charlar y distenderse aunque sea por aquellos días de vacaciones.

Este plan está adaptado y depende de cada lugar, pero conserva la idea de que se pueda viajar a distintos puntos del país y aplicar esto con cada uno.

De esta forma se posibilita el acceso de personas mayores a viajes recreativos y turísticos en distintos sitios, con diferentes personas y nuevos paisajes.

Lo que sí se debe considerar es que muchas veces los trámites y papeleritos requeridos son muchos y las fechas de salidas o cupos, acotados y por ello conviene contar con un tiempo de anticipación para lograr inscribirse y cumplir con todos los requisitos para sumarse al viaje.

Si necesitas asesoramiento o más información, déjanos tu comentario y te responderemos a la brevedad o podemos contactarte a nuestras líneas telefónicas de atención al cliente.